El Informativo de Moratalaz - ¿Por qué la huelga de autobuses y Metro? - 01/12/2019

A principios de noviembre ya se empezaba a barruntar que algo iba a pasar, pues empezaban a salir noticias donde los sindicatos de la EMT ponían de manifiesto que los meses venideros iban a ser un caos por la falta de cientos de puestos de trabajo necesarios para cubrir todos los autobuses, pues todos los días se quedaban un número considerable de vehículos en cocheras; y además para planificar el inminente cierre de la línea 4 por obras, lo que ha de suponer un servicio extra de autobuses. Los representantes sindicales critican que en septiembre no se incorporaron los 85 nuevos trabajadores previstos, calculan la necesidad de 200 conductores de manera inminente y una horquilla de entre 400 y 500 para el año que viene. A eso se le sumaba su incomprensión ante la privatización del autobús de la Navidad, la creación de nuevos puestos directivos en la EMT justo en estos momentos y el temor a que se planteen volver a privatizar BiciMad, una vez que se ha visto que los números son mucho mejores ahora que es público que antes, amén de los funcionarios que han obtenido su plaza para esos puestos.

Con estas reivindicaciones en los medios, anunciaron paros durante el mes de noviembre. Finalmente se llevaron a cabo los días 21, 22, 24, 25, 26, 27, 28 y 29 en horarios parciales de mañana y tarde. "Queremos aclarar que esta huelga no tiene como motivación ninguna mejora de carácter salarial o laboral de los trabajadores de EMT Madrid. Lo único que pretende es que se continúe la tendencia que en los últimos años se venía experimentando" han estado reclamando durante estas jornadas.

El Ayuntamiento ha querido llamar a la tranquilidad. "No se va a privatizar EMT", respondía Almeida desde el interior del palacio tras la Junta de Gobierno. "Otra cosa es que se vaya a estudiar la viabilidad de servicios que gestiona la EMT y que fueron municipalizados por el equipo anterior". También se ha pronunciado Inmaculada Sanz, portavoz del Gobierno municipal: "Confío en que se desconvoque una huelga que no tiene justificación alguna, se han incorporado demandas, y no parece estar muy justificados estos paros. Los respetamos y hacemos un llamamiento a la reflexión para que se pueda desconvocar esa huelga".

Días antes de los parones el Ayuntamiento anunció 90 nuevos conductores para la EMT propuestos por la gerencia de la empresa municipal, y que se incorporarán a trabajar a partir del 2 de enero tras contar con el visto bueno del comité de empresa; sin embargo los trabajadores parece que recelaron del anuncio o lo consideraron insuficiente pues siguieron adelante con las protestas.

Ya bien entrados en noviembre la huelga se hizo extensible al Metro de Madrid... El Sindicato del Colectivo de Maquinistas de Metro de Madrid (SCMM) convocó un total de 8 jornadas de huelga para el mes de diciembre, justo cuando acaban las de la EMT.

En este caso las reivindicaciones apuntan a que Metro de Madrid y la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid están "más preocupados por la revolución tecnológica del suburbano y los trenes sin maquinistas de 2030" que por "atajar los grandes conflictos existentes desde años atrás". Con esto último a "Amianto, falta de maquinistas, trenes y seguridad, así como las aglomeraciones, ocultación de información y la necesidad de realizar un estudio de calidad del aire en condiciones correctas".

Los días previstos de huelga parcial se fijaron el 2, 3, 4, 5, 10, 11, 12 y 13 de diciembre, coincidiendo con la Cumbre del Clima en Madrid. Y hablamos en pasado pues, el día 28, cerca de empezar la huelga, el Sindicato del Colectivo de Maquinistas ha conseguido una de sus reivindicaciones históricas: llevar a cabo un estudio de calidad del aire en el suburbano con las ventanillas de la cabina bajadas, y no subidas como se habían hecho hasta entonces las mediciones.

Eso sí, si hay un día que como vecino de Madrid lo vas a tener tremendamente complicado para poder coger el transporte público ese es el martes 3 de diciembre, pues está convocada una huelga general de 24 horas que afectará a todos los servicios de autobuses, Metro (por parte del sindicato Solidaridad Obrera de Metro de Madrid) y también pueden resultar afectados los trabajadores de aparcamientos gestionados por la empresa, el Teleférico y el servicio de Bicimad.